Menú principal


 
 
Gremiales
Escrito por Director   
Lunes, 01 de Junio de 2020 08:44

Declaraciòn de AGMER frente a la actual coyuntura

 Estamos en una etapa en donde el centro de la pandemia desatada a partir de la expansión del COVID—19 se ha desplazado a Latinoamérica, y mientras la ciencia concentra todos sus esfuerzos en encontrar el tratamiento definitivo, el distanciamiento social continúa siendo la mejor respuesta para prevenirnos.


Así lo ha vuelto a recomendar la OMS en estos días, particularmente para esta región. En nuestros países vecinos observamos cómo los indicadores de contagios y decesos van aumentando en forma alarmante y los sistemas de salud comienzan a colapsar. La situación es mucho más grave en esta parte del mundo, con sociedades mucho más desiguales y mayores niveles de exclusión y de pobreza, abandonados a su propia suerte por el capital financiero.

Los argentinos estamos todavía lejos de sentir el impacto feroz de la pandemia en la que ya se encuentran varias de las naciones hermanas, pero las similares condiciones sociales y económicas nos expone a los mismos riesgos, nosotros también sufrimos las consecuencias de políticas neoliberales que atentaron contra la salud y la educación, que desarticularon el tejido social, aumentando el desempleo y la marginalidad y nos condenaron a una deuda francamente impagable. Ni Ministerio de Salud habían dejado. Sin embargoel conjunto de medidas adoptadas a tiempo para afrontar la tragedia que se acercaba han posibilitado frenar y demorar la curva de contagios, el “aislamiento social, preventivo y obligatorio” permitió –además- ganar tiempo para preparar de la mejor manera posible el sistema de salud.Basta con observar lo que sucede en otras partes del mundo para comprender que el esfuerzo que venimos realizando en estos meses ha logrado salvar las vidas de miles de compatriotas y lo pudimos hacer en un país saqueado y en ruinas, el valor de lo colectivo por encima del interés individual es clave en estos tiempos.

Los días que se acercan serán todavía más duros, en los grandes centros urbanos el virus comienza a entrar en los barrios más vulnerables, corriendo la cortina que escondía una escena de años de olvido y abandono, es allí donde el Estado deberá estar más presente que nunca. Está claro que del libre mercado no podemos esperar otra cosa que no sea individualismo, mezquindad y desprotección. Entendemos lo delicado del momento y la necesidad de continuar con las medidas de prevención y cuidado sin distracciones ni descuidos, como lo venimos haciendo hasta ahora.

En Entre Ríos las medidas preventivas nos han permitido transitar estos meses con escasa propagación de la enfermedad. Gracias al acierto de estas acciones hoy estamos en una etapa distinta de la cuarentena con mayores niveles de actividad. Sin embargo no podemos subestimar la situación, por el contrario es momento de continuar estando alertas en las indicaciones de cuidado. La etapa invernal se avecina y es otro punto a tener en cuenta.

Es tiempo, también, de poner en valor el esfuerzo que se viene realizando, en un contexto jamás imaginado, en donde la “normalidad” se fracturó repentinamentereivindicamos el  compromiso de nuestros docentes en su empeño por la tarea que deben afrontar, fortaleciendo el vínculo entre la escuela y las familias, haciendo frente a cada una de las dificultades que se van presentando,batallando por asegurar escolarización en contextos donde la pandemia también pone en superficie las desigualdades de acceso pleno al derecho fundamental de la educación. La carga laboral ha aumentado porque el trabajo a distancia implica ir atendiendo distintas situaciones que van desde la planificación, preparación de las actividades, la distribución de las mismas (que se presentan en formatos diferentes en función de la conectividad existente y de los soportes tecnológicos disponibles, además de la organización de tiempos y espacios). Valoramos también el esfuerzo de las familias que integran nuestras comunidades educativas que en tiempos difíciles y adversos se preocupan en sostener el vínculo escolar de sus hijos e hijas.

Como lo declarábamos al inicio de la cuarentena, es imperativo generar condiciones de trabajo que aporten especialmente tranquilidad, contención y acompañamiento, evitando la sobrecarga de contenidos y actividades. Debemos comprender lo particular de la situación en la que estamos, los y las docentes, equipos directivos, alumnos y alumnas, sus familias necesitan vivir la educación a distancia sin presiones, porque de ser así lo único que se aporta es al malestar y la angustia, que se suma a la incertidumbre que generan las preocupaciones frente a la enfermedad, las dificultades de empleo y los problemas económicos. Cuidarnos también implica paciencia, prudencia y diálogo.

Destacamos como un avance importante haber logrado un mecanismo de designación de suplencias, la declaración del aislamiento social, preventivo y obligatorio determinó una modificación abrupta no solamente en las formas y estrategias de llevar adelante el proceso de enseñanza – aprendizaje, además en la urgencia de la coyuntura quedaron horas y cargos sin cubrir, alumnos sin maestras/os, profesoras/es y equipos directivos que también se vieron resentidos en su conformación. Además, el avance global de la pandemia, y las medidas implementas en la necesidad de evitar su propagación, dejó a las/os trabajadoras/es de la educación sin la posibilidad de acceder espacios de trabajo. Entre Ríos es una de las pocas provincias que ha conseguido avanzar en un marco normativo sobre esta cuestión, de carácter transitorio (hasta el tiempo que dure la cuarentena) y poniendo a resguardo los acuerdos paritarios de referencia.

Por otro lado, desde este sindicato hemos llevado adelante un relevamiento sobre condiciones laborales en contextos de aislamiento. Este trabajo (que consideramos central) nos permitió detectar situaciones de conflicto y establecer líneas de acción que aporten a la resolución de los mismos, varios de estos planteos forman parte de la presente declaración.

Desde AGMER venimos trabajando en la elaboración de una propuesta pensando en el retorno a las aulas. Entendemos que para que esto suceda deben darse un conjunto de condiciones pensadas a partir de un profundo diálogo entre los diferentes actores que intervienen en el proceso educativo, en el marco de amplios consensos. Además, dependerá de la situación en que nos encontremos frente a la pandemia, en este sentido es claro que no es prudente pensar un regreso en el corto plazo, Primero habrá que ir garantizando un conjunto de puntos que van desde transporte, situaciones edilicias, elementos de prevención, distribución de tiempos y espacios, etc.

Nuestra organización sindical viene acompañando y apoyando a distintas organizaciones sociales que llevan adelante trabajos comunitarios, del mismo modo lo hemos hecho con hospitales y centros de salud, además de establecimientos educativos que desarrollan emprendimientos de producción de elementos de prevención. Estamos convencidos que hoy, más que nunca, la sociedad necesita de mayor solidaridad y empatía con los demás, de más tolerancia. Desde estos principios estamos también participando de la Multisectorial de Entre Ríos, la unidad es elemento central para superar esta coyuntura.

Manifestamos nuestra profunda preocupación ante la situación en la que se encuentran nuestras Obras Sociales, rechazamos las actitudes corporativas que pretenden sacar ventaja a partir de una crisis sanitaria y económica que golpea con fuerza en el salario de los trabajadores. Recordamos, además, que en la provincia tiene vigencia a Ley que prohíbe el cobro del plus médico.

Así mismo, ratificamos nuestra posición de defensa irrestricta del Sistema Previsional docente y de los regímenes provinciales. En sentido, -tal como lo hizo la Junta Ejecutiva de CTERA- expresamos nuestro categórico rechazo a la reforma previsional en la provincia de Córdoba y nos solidarizamos con los docentes de Catamarca frente al intento de reforma del Estatuto docente.

En consonancia con la declaración de la Junta Ejecutiva de CTERA, sostenemos la necesidad de reabrir la discusión salarial. Gran parte de los y las trabajadores y trabajadoras de la educación se encuentran bajo la línea de pobreza, en este sentido planteamos la continuidad de la Paritaria Salarial. Nos parece central también la urgente equiparación salarial de los equipos directivos en función de los acuerdos paritarios anteriores. Así también el acceso al IFE para aquellos/os compañeros/as que no han podido acceder a coberturas de suplencias.

 

 

Marcelo Pagani – Secretario General – AGMER CDC

Ana Delaloye – Secretaria Adjunta – AGMER CDC

Guillermo Zampedri – Secretario Gremial  – AGMER CDC

Actualizado ( Lunes, 01 de Junio de 2020 09:12 )